sábado, 10 de junio de 2017

madrugada 10 de junio


domingo, 30 de abril de 2017

ULTIMA MADRUGADA ABRIL


Finalizando este mes de abril y previo al tercer domingo de Resurrección que tuvimos la alegría de vivir en nuestras comunidades y parroquias, nos encontramos nuevamente con el agrado de quienes no se han visto hace "quince" días. Siempre es emocionante saber que cada madrigada es una sorpresa de hermanos que vienen, que van, que aparecen después de algunas ausencias o los que nunca fallan de pronto tampoco se encuentra, Madrugada fría, para los tibios climas del norte, oscura por el tema de los cambios de horario que nos persigue y os ambia los metabolismos corporales. Madrugada fría pero tibia de oración, cerquita de la Mater y con una gran asistencia, la que se habría multiplicado con la presencia de los que no pudieron asistir. Madrugada sin sacerdote, extrañamos siempre la "mano que consagra" y que nos enseña la Palabra, pero madura en cuanto a nuestra propia misión de laicos comprometidos en el sentido de participar con el mismo entusiasmo en esa Liturgia que precedió el rezo tradicional del Rosario y que nos sirvió para reflexionar y orar por nuestras propias necesidades. La ausencia sacerdotal siempre se nota, se extraña y constituye una necesidad, sin embargo quiso el Señor que participáramos con el mismo entusiasmo de siempre. Agradecido a Dios por cada uno de mis hermanos Madrugadores que se esfuerzan y asisten; agradecido de Luis que cada Desayuno nos sorprende con su atención y cariño y que llega más temprano para permitirnos ese gusto de compartir, esta vez con tibias "marraquetas" y su bandeja de huevos revueltos que fueron una exquisites. Agradecido de Jorge Fernández que ha hecho de guía de las oraciones del Santo Rosario y nos entrega sus mensajes espirituales para cada misterio que vivimos con intensa fe y recogimiento. Agradecido de todos, por que todos son uno y todos quieren lo mejor para el conjunto, extrañando a varios que no pudieron estar pero que recordamos en nuestras oraciones. Mañana es feriado por ser el día del trabajo, saludarlos a todos también por que todos trabajamos, todos somos obreros de nuestras familias, todos trabajamos con ahínco e ilusión para construir nuestros propios sueños y el más importante trabajo que nos une es precisamente el trabajo de construir la fe, en un mundo difícil y lleno de luces que nos alejan de la única verdad que conocemos y en quien confiamos : Jesucristo. Recordar de las reflexiones del Evangelio, no temer nunca, aún cuando estemos solos en la barca por que Jesús nos acompaña y nos da la confianza y amor que necesitamos para subsistir aún cuando nos vence el temor a la propia vida, y a la falta de confianza en Él. Este año es año JUBILAR del SANTURIO. Jubilar de júbilo, de alegría, de celebración por que estaremos celebrando todo el año para amanecer después de un largo tiempo a lo que serán los 25 años de Santuario Cenáculo Puerta del Cielo, y donde somos parte de este presente que no sabemos hasta cuando podremos disfrutar, ya o estaremos en los 50 o los cien, por ello debemos vivir la alegría del momento, mañana nunca se sabe. En la Misa de hoy se repartió esta oración que comparto a todos ustedes, como corolario de esta nota, antes de publicar las imágenes aportadas por Carlitos Flores. Antes de todo agradecer también la labor de Alejandro Asalgado en todo este tiempo que sirvió como Coordinador y que por motivos laborales ha debido dejar, dándonos la posibilidad de contar con otro entusiasta Madrugador como lo es Pedrito Osses, cuya caracteristica principal es su humildad, su espíritu de servicio, su serenidad y prudencia en todos sus actos los que nos da garantía de que es un hombre que sirve con mucho amor a la causa y a quienes deseamos lo mejor en sus intento por continuar acompañándonos en la marcha de los Madrugadores. La gratitud a nuestros sacerdotes, especialmente a José Toledo, que sonriente nos acompaña siempre y a quien extrañamos hoy. Bueno: La Oración del Jubileo de los 25 años: ORACIÓN JUBILAR Querida Madre, reina y Victoriosa tres veces Admirable de Shoenstatt Con alegría y gratitud caminamos junto a ti, en este año jubilar, para agradecerte una vez más, todos los dones de tu amor y fidelidad, recibidos durante estos 25 años. Tu miraste con amor esta tierra de gente recia y esforzada y quisiste establecerte en ella. Escogiste un lugar entre el desierto y el mar y aun grupo de madres para comenzar a formar tu familia regalándonos grandes tareas sobre débiles hombros. Escogiste el nombre de Tu Santuario Cenáculo Puerta del Cielo y plasmaste tu rostro junto a tu Hijo al centro de La Portada. Ante esa imagen que tanto amamos renovamos el compromiso de los primeros. Concédenos ser en el Espíritu Santo instrumentos del Padre, para hacer de este lugar tierra Mariana en donde brille el SOl de Cristo. Amén.

DIARIO "EL MERCURIO"


martes, 25 de abril de 2017

FIESTA DE CUASIMODO


Siguiendo las tradiciones de nuestra patria, hemos reunido bajo el lema: UNIDOS POR CRISTO, a tres grupos de huasos que funcionan en el sector Norte: Huasos de la Chimba y dos agrupaciones que participan en la RINCONADA CRIOLLA con quienes conformamos un interesante grupo de personas, más los miembros de la comunidad para organizar por primera vez la FIESTA DE CUASIMODO, considerando una ceremonia previa el DOMINGO DE RESURRECCIÓN(Domingo 16 de abril) donde se bendijo las capas y pañolines, que reemplazan las mantas y sombreros respectivamente, para la FIESTA DE CUASIMODO que tradicionalmente se realiza al DOMINGO SIGUIENTE DE LA RESURRECCIÓN. Esta tradición del campo chileno, nace en el siglo 18 cuando el sacerdote visitaba los enfermos en el campo y le eran muchas robado sus atuendos sacerdotales y los copones donde transportaba la Hostia Consagrada, y que eran casi siempre piezas de oro de incalculable valor. De allí que que formaron grupos de huasos protectores a modo de escoltas, que acompañaban al sacerdote por los campos a visitar los enfermos cuidando su integridad y protegiéndolo de asaltos o situaciones de ese orden. CUASIMODO; viene del"QUASI MODO, GENTIL INFANTES" algo así como niños recién nacidos). Es decir que después de la resurrección del Señor renovamos las promesas del bautismo y "volvemos a nacer como niños" según la tradición católica. La actividad fue oficiada por el Párroco de Nuestra Señora de Guadalupe R.P. Benedicto Arredondo a con la cooperación de laicos y la caravana de huasos y vehículos que acompañaron al sacerdote a brindar la comunión a los enfermos. FOTOS MISA DE BENDICIÓN DE LOS ATUENDOS Y DE LOS HUASOS EL DOMINGO 16 DE ABRIL
FOTOS DE LA MISA Y POSTERIOR CARAVANA DE CUASIMODO EL DOMINGO 23 DE ABRIL DE 2017